Las estrellas que brillaron en el mundial de España

Las estrellas que brillaron en el mundial de España

Contra todo y contra todos, España protagoniza un mundial de ensueño en 2023 alzando la copa de campeonas del mundo. Bajo la dirección de Jorge Vilda, cuya influencia se fortaleció después de un año lleno de controversias tanto en el ámbito deportivo como extradeportivo debido al caso de las amotinadas, el equipo llegó al torneo como segundo escalafón en términos de favoritismo. A lo largo de la fase final, se midió a selecciones teóricamente más poderosas como Países Bajos, Suecia e Inglaterra, quienes eran consideradas favoritas desde el inicio. Sin embargo, España no solo logró vencer a todas ellas, sino que demostró su superioridad en todos los aspectos del juego futbolístico. Repasamos algunas de las futbolistas que fueron vitales en la consecución de la estrella de campeonas del mundo.

Aitana Bonmatí: Un Balón de Oro en potencia

Un merecido reconocimiento a una mediocampista de época. Aitana Bonmatí llegó a la Copa del Mundo que se llevó a cabo en Australia y Nueva Zelanda tras una temporada espectacular con el FC Barcelona, y con la determinación de coronar el año de manera sobresaliente. La talentosa mediocampista culé experimentó un crecimiento gradual a lo largo del torneo, algo que fue reconocido en la final. Justo antes de que el equipo español recibiera el trofeo como campeonas, Aitana fue galardonada con el premio a la mejor jugadora del Mundial femenino.

Tere Abellería: La socia de Bonmatí

Desde los primeros enfrentamientos, la centrocampista del Real Madrid dejó en claro su valía, y su influencia fue en aumento en la medular. En el duelo contra Zambia, dejó su marca al abrir el marcador con un potente disparo que se incrustó en la escuadra desde fuera del área. 

La jugadora de Pontevedra logró el récord más destacado dentro del equipo en términos de centros exitosos, alcanzando un total de 53. Además, mantuvo un impresionante índice de éxito en los pases, con casi un 90% de precisión. Igualmente, en un 63% de los enfrentamientos, el balón permaneció pegado al pie de Tere. No solamente su contribución en el aspecto ofensivo fue sobresaliente, sino que también desempeñó un papel fundamental en la recuperación del balón, permitiendo un mejor control de las transiciones ante los oponentes.

Su función en el sistema 4-3-3 del entrenador español se centró principalmente en el rol de pivote, logrando equilibrar eficazmente al resto del equipo.

Mariona Caldentey: Clave en ataque 

Inolvidable el enfrentamiento contra Países Bajos, momento en el que Mariona anotó su único gol en el torneo, abriendo el marcador en el minuto 81. Con esta acción, la delantera mallorquina selló una actuación excepcional. En la final contra Inglaterra, su impresionante manejo del balón, su calma y su perspicacia en el juego resultaron fundamentales.

Caldentey también generó un penalti, el cual no fue convertido por su compañera Jenni Hermoso gracias a la atinada intervención de la portera inglesa. A pesar de una temporada complicada debido a lesiones, Mariona resultó ser una figura determinante para el equipo de Vilda. Su versatilidad y habilidades polivalentes la convirtieron en un auténtico desafío para las defensas contrarias, ya que incesantemente se destacaba por sus regates y su incansable lucha, ya fuera con o sin balón.

Olga Carmona: El gol

Olga Carmona pasó a ser la segunda jugadora española en anotar un gol en la final de un Mundial. Hace 13 años, Andrés Iniesta lo logró en el enfrentamiento contra Países Bajos, asegurando para la selección masculina la estrella que ahora luce en el escudo de su camiseta. En Sídney, la sevillana tuvo el honor de inaugurar el marcador contra Inglaterra en el estadio olímpico.

Olga recibió el premio Jugadora Más Valiosa (MVP) del partido, un enfrentamiento en el que permaneció durante los 90 minutos reglamentarios más los 14 minutos adicionales que se dispusieron. Demostró un rendimiento impecable, dado que su banda sufrió el mayor impacto del ataque inglés. La sevillana cierra un Mundial destacado, participando en seis partidos (solo sin jugar en los octavos de final contra Suiza), de los cuales fue titular en cinco y completó cuatro de ellos en su totalidad. Estas cifras se suman a sus dos goles, marcados en las semifinales y la final, que resultaron ser decisivos.

Cata Coll: La portera “suplente”

Al comienzo del mundial, Cata era consciente de que sus minutos en el campo de juego serían limitados, ya que estaba en el equipo como suplente de la que en ese momento era considerada la portera titular, Misa Rodríguez. Sin embargo, en el mundo del deporte, y particularmente en el fútbol, todo puede cambiar de un día para otro.

Después del partido en el que España se enfrentó a Japón, perdiendo por cuatro goles a cero, el cuerpo técnico de la selección se vio obligado a realizar modificaciones. Uno de estos cambios implicó brindarle la oportunidad a Cata Coll de ser titular en el siguiente encuentro. Su debut en el partido contra Suiza la catapultó como la portera principal para los cuartos de final y la semifinal. En la final, Cata atajó por alto y por bajo todo lo que acechaba su portería con un juego de pies que la sitúan como una fija en el esquema de Vilda.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here